El mango, una fruta que ya es muy malagueña

En la Axarquía, cuyo cultivo se inició hace 30 años, ha alcanzado la cifra récord de 20.000 toneladas. Las variedades que se plantan aquí son la Osteen, que es el mayoritaria Keitt, Kent y Tommy Atkins.

 

Es originaria de India. Sin embargo, hace más de 30 años que se cultiva en Málaga, aunque ha sido en la última década cuando más importancia está adquiriendo, con una superficie de cultivo que roza ya las 4.000 hectáreas. Actualmente se cultiva sobre todo en la India, Indonesia, Florida, Hawai, México (el principal país exportador del mundo), Sudáfrica, Egipto, Israel, Brasil, Cuba, Filipinas y otros numerosos países. Málaga es el único lugar de Europa donde el cultivo se ha convertido en uno de los grandes pilares del sector tropical, junto con el aguacate.

Entre los primeros agricultores malagueños que apostaron sin dudarlo por el mango se encuentra Eduardo Braun, uno de los pioneros en el cultivo de este producto en al Axarquía, cuando la fruta «no conocía nadie». Uno de los motivos que le llevaron a apostar por el mango y no por el aguacate, que ya llevaba tiempo en la zona, fue que mientras una hectárea de aguacate puede producir de 5.000 a 10.000 kilos de fruta, la misma plantada de mango puede estar entre los 20.000 y 30.000 kilos. Además, necesita menos agua.

En 2014, la comarca de la Axarquía cosechó la cifra récord de 20.000 toneladas. Este año, el volumen será inferior, posiblemente entre un 70 y 50 por ciento menos. Las causas no están claras, aunque cada vez gana más pesos la opinión de que el árbol tienen un comportamiento vecero -un año da fruto y al siguiente menos-. Esto ha favorecido que su precio se esté moviendo en el campo entre 1,70 y 2,20 euros el kilo.

Lo cierto es que Málaga están en plena campaña del mango y que la fruta que se produce en al provincia es muy apreciada por los mercados internacionales. Esto significa que es el mejor momento para disfrutarlo y apreciarlo.

La ventaja del mango español respecto a otros países productores es que se recolecta en su punto justo de maduración y en apenas uno o dos días está en cualquier mercado internacional. De todos modos, para saber cuando una fruta está en su punto es la madurez, aunque algunas variantes que permanecen siempre verdes. Para elegir un mango maduro, escoja uno que esté ligeramente blando al apretarlo y que desprenda un fuerte aroma. Para acelerar el proceso de maduración basta con dejarlo junto a otras frutas diferentes.

Según la sociedad agraria de transformación Trops, que es una de las grandes empresas productoras y comercializadoras de mango nacional, los frutos maduros del mango son fuente importante de provitamina A. También es una fuente importante de vitamina E y folatos y Los frutos Maduros del Mango son fuente importante de provitamina A. También es una fuente importante de vitamina E y folatos y aporta, en menor medida, otras vitaminas como B2 y niacina. Entre los minerales del mango destacan el potasio y el magnesio, aunque también aportan pequeñas cantidades de hierro, fósforo y calcio. El mango también contiene fibra soluble (pectinas), ácidos orgánicos (cítrico y málico) y taninos. En su composición destaca igualmente la presencia de una sustancia denominada mangiferina, que ejerce una acción inmunomoduladora, antiviral y antitumoral.

Variedades

En la provincia se cultivas cuatro variedades diferentes: Osteen, que es el mayoritario; Keitt, Kent y Tommy Atkins.

Del Osteen hay que saber que su fruto es de color rojo púrpura con poca presencia de fibra en pulpa. Su piel es gruesa, no comestible y muy resistente a los daños mecánicos, lo que la hace ideal para el transporte. Su calidad en sabor y aroma es buena. El fruto tiene un peso medio de 525 gramos. La época de maduración va de septiembre a noviembre.

Del Atkins, la mejor época para su consumo son los meses de junio, julio, agosto, septiembre y octubre. Su fruta es de tamaño grande (600 gramos) y de forma oblonga, oval, su piel es roja y de alta resistencia a daños mecánicos, muy importante para su transporte. Posee un alto contenido en ácidos orgánicos, y tiene un periodo más largo de conservación, pero no tiene las mejores características en cuanto a sabor y aroma.

El mango Kent es de color rojo y amarillo en su maduración. Su forma es ovalada orbicular, de agradable sabor, dulce y jugoso y de poca fibrosidad. Tiene un peso medio de unos 470 gramos. Su época de maduración va de octubre a noviembre.

Por último, el Keitt da una fruta de color rosado en el caso de Málaga, a diferencia del resto de países productores, donde su color es verde. Su forma es ovalada y tamaño mediano (600 gramos), con una pulpa de poca fibrosidad, jugosa y firme. Su sabor tiene una marcada acidez y menos azúcar y menos aroma que otras variedades. Su época de maduración va de finales de octubre a diciembre.

 

Fuente: http://www.diariosur.es/economia/agroalimentacion/201510/15/mango-fruta-malaguena-20151014191305.html